lunes, 24 de abril de 2017

#KissMe Inmune a ti


Lo que unirá a Dean y a Allie será una noche de sexo y alcohol... Ella acaba de romper con su novio y él es el sex-symbol de la universidad. Ella solo apuesta por relaciones largas y él de las que no duran más de una noche. Pero… ¿Qué es lo que pasa cuando no puedes hacer otra cosa que recrear cada instante de lo sucedido? ¿Qué es lo que pasa cuando haces hasta lo inimaginable por volver a coincidir con esa persona?

“Inmune a ti” es la tercera parte de la saga: “#KissMe” y desde mi punto de vista ha sido el libro más intenso y completo de los tres. No solo me he reído a carcajadas sino que también me ha robado alguna que otra lágrima. Y es que este tomo no solo cuenta con mi portada favorita de estos libros, sino que también, esconde mi historia preferida hasta ahora.
 
Disparatada, divertida y cargada de mucha, mucha tensión sexual… Y es que conociendo a estos personajes de las otras entregas, su novela no podría ser de otra forma. Dean y Allie son unos protagonistas fuertes, sarcásticos y que encajan a la perfección. Ambos saben lo que quieren y no dejaran que nada ni nadie mangoneé sus sueños… Que sus mejores amigos sean pareja hará que quieran mantener su “rollo casual” en secreto, pero conforme avanza la historia se darán cuenta de que se necesitan más de lo que esperaban y que es una tontería ocultar algo que quieres gritarle al mundo entero.

Como no, en esta tercera entrega también volveremos a reencontrarnos con personajes de los libros anteriores. Hannah y Garrett, Logan y Grace... Ellos vuelven a cobrar protagonismo pero esta vez como secundarios y sin duda, ha sido un placer volver a saber de ellos y ver que siguen siendo los mismos de los que nos enamoramos en los libros anteriores. Por supuesto, este libro también nos habla sobre las vidas de Beau y de Tucker y dado que este último será el personaje del cuarto libro, la autora nos dejará con alguna que otra pista sobre el desarrollo de su historia. Y creerme cuando os digo que ESE FINAL hace que quiera devorar la cuarta parte a la de YA.

En cuanto a los nuevos personajes quiero destacar al padre de Allie y a la familia entera de Dean, aunque Summer, su hermana pequeña, tiene que tener una mención especial porque me ha parecido un personaje de lo más divertido. Ambas familias son muy distintas pero me gusta que se respire esa especie de amor familiar a lo largo de las páginas y me encanta todavía más, esos padres que apoyan a sus hijos para que puedan alcanzar todos sus sueños. En cuanto a Sean, el exnovio de Allie, ha sido un personaje que me ha sacado en varias ocasiones de mis casillas porque no comparto su postura egoísta, pero sin duda, es muy necesario para el desarrollo de la trama. Aunque si tengo que destacar un personaje al que he amado por completo ese ha sido el de la pequeña Dakota, una niña la mar de adorable que conoceremos en los entrenamientos del equipo de hockey infantil que entrena Dean.

Una de las cosas que más me ha sorprendido de este libro es la cantidad de menciones que se hace a distintas sagas como; “Harry Potter”, “Los Juegos del hambre”, “Divergente”, “Juego de Tronos”, “Crepúsculo”… Y quiero destacar la escena en la que nombran a este último porque es una de esas partes en la que la autora consigue que llores a carcajada limpia y de verdad, hacía mucho tiempo que no me reía así con un libro.

Como dije en las reseñas de “Prohibido enamorarse” y “Objetivo: tú y yo”, esta saga se caracteriza por hablar de sexo con toda la naturalidad del mundo; sin tapujos, sin censura… Creo que son escenas que están llevadas de una forma morbosa, erótica… Y en ningún momento llegan a resultar fuera de lugar, vulgares u ofensivas. Además, me gusta mucho el mensaje que la autora crea en relación con el sexo de una noche. No por el hecho de ir de flor en flor eres una puta. No por el hecho por acostarte con quien te de la gana y cuando te de la gana eres una puta. Creo que muchas veces hay que remarcar que cada uno puede hacer lo que quiera con su vida privada siempre y cuando respete la del resto.

A Elle Kennedy, la autora, se le da muy bien escribir entre palabras y en este tomo no iba a ser menos. No solo estamos leyendo una historia de amor sino que ella va más allá... Esta escritora nos deja con mensajes para reflexionar sobre la superación personal, sobre la necesidad de tener una pareja... Además, es una historia que nos habla sobre la perdida y cómo afrontarla. Sin duda, ha sido un libro de lo más completo y sin duda, ha sido una historia que tiene de todo menos toxicidad y creo que eso es muy importante en la literatura de hoy en día.

“#KissMe” es una saga de libros autoconclusivos pero me gusta que a su vez tengan un vinculo de unión. Me encanta plantear preguntas y encontrar las respuestas en el siguiente tomo porque todo de alguna forma va conectado y a la autora no se le pasa detalle alguno. Además, algo que me está sorprendiendo mucho de esta saga es que Elle Kennedy crea diferentes historias con diferentes personalidades y distintos mensajes, pero sin embargo, todas las historias guardan una misma esencia.

Los efectos secundarios de “#KissMe Inmune a ti” bien podrían ser adicción y obsesión porque esta saga se supera en cada tomo. Una vez más, la historia vuelve a estar contada en primera persona por ambas partes y es que esta vez la autora no solo nos deja con una historia de tiras y aflojas, sino que además, nos envuelve en unos personajes sarcásticos, divertidos… Construyendo así, una trama de lo más intensa y emocionante.


Si quieres saber más sobre este libro pincha aquí