lunes, 16 de octubre de 2017

Otra vez tú


Rodeada de sol, playas y sus dos mejores amigas, Emma, jamás hubiera pensado que sus vacaciones en California le depararían un reencuentro inesperado, seguido de una avalancha de recuerdos que creía haber enterrado… Volver a mirar los ojos azules de su primer amor, Alex Harton, no es nada fácil y más, cuando hace más de un año que él la dejó plantada a pocos días de pasar por el altar… Las dudas, los rencores y el orgullo volverán a ver la luz tras el anhelo y el deseo de volver a estar juntos. Y es que… ¿Qué pasa cuando has culpado a alguien y luego resulta ser que ni el malo es tan malo, ni el bueno tan bueno?

“Otra vez tú”, nos habla sobre las segundas oportunidades pero bajo un punto de vista distinto. Es cierto que siempre se tiende a culpabilizar al otro miembro de la pareja cuando algo sale mal, fracasa o se esfuma sin más. Por eso, me alegra ver que en este caso, la autora, ha querido darle un toque diferente a esta historia de amor. Tanto Emma como Alex acabaran acudiendo a un sitio de lo más peculiar para hacer una especie de terapia de pareja y zanjar de una vez por todas, quien tuvo la culpa de lo que pasó. Sin embargo, será allí, entre cuatro paredes y un suelo lleno de alfombras donde nuestros protagonistas empiecen a dejar salir sus debilidades, miedos… A pesar de todo el tiempo que ha pasado y a pesar de toda la distancia que ahora les separa.

Sobra decir que Alice Kellen ha vuelto hacer un trabajo extraordinario con esta historia y es que no solo tiene un humor que contagia, a pesar de toda la trama de reflexiones que esconden sus palabras, sino que también, sus personajes vuelven a conquistar, enamorar y a divertirnos en cada página. Sobre todo, el personaje de Emma, que sin duda estoy al 99,9% segura que es hasta ahora, el personaje femenino más ocurrente y gracioso que ha creado la autora. Además, recordar que este personaje no está solo, ya que en este viaje va acompañada de Hannah y Elisa, sus dos mejores amigas. Las tres forman unas de esas amistades que aun siendo polos opuestos en todos los sentidos, el trío acaba encajando a la perfección y quizás sea eso, sus diferencias, lo que más las une. Por eso NECESITO embarcarme en la segunda parte de esta bilogía para poder conocerlas aún más y saber que les tendrá preparado el destino. Y quien dice destino, dice, Alice Kellen.

Como decía, esta historia es mucho más que una comedia y es que se tratan temas muy importantes que no deberían de pasar desapercibidos para ningún lector. Alice Kellen, nos habla sobre la autoestima, sobre como la sociedad nos invita a mirarnos al espejo para empezar a comparar nuestros defectos… Y no sabéis como me encanta que la autora rompa todos y cada uno de los cristales y nos haga así, entender, que los kilos NO son imperfecciones y que a fin de cuentas el amor no entiende de peso, ni de estrías, ni de nada relacionado con lo físico… Únicamente mandan los sentimientos. Además, el otro punto fuerte que encontramos en esta historia es la búsqueda por hallar nuestro lugar en el mundo; algo que nos apasione, que nos haga vibrar de felicidad… Y es que llega un punto en el que acabamos conformándonos con cualquier cosa y esto, solo hace que nuestros sueños acaben enterrados en el fondo del cajón de los objetos perdidos… Por lo que al final, solo me queda destacar la parte que considero más importantes de la historia de Emma y Alex y es el hecho de valorarse por sí mismos, de auto-quererse cada vez un poco más, de darle importancia a las cosas que realmente lo merecen y como no, de luchar cada uno por sus sueños para después así, compartir y sumar juntos cada instante.

Aparte, sobra decir que el romance entre nuestros protagonistas nos deja con más de una escena capaz de robarnos el aliento. Y es que la autora, con la ambientación y su forma de entrelazar capítulos con lo que ocurrió en el pasado y con lo que está sucediendo en el presente consigue que todo se viva de un modo mucho más intenso. Además, nuevamente, la pluma de Alice Kellen es una exquisitez y devorar las páginas de esta nueva historia se convierte en toda una necesidad básica y repito la palabra “necesidad” porque es empezar a leer esta historia y no poder soltarla.

Risas, emociones y reflexiones entre otras muchas cosas es lo que hace que una vez terminadas todas y cada una de las páginas tengas unas ganas tremendas de volver a releerlo y así, entrar en el bucle de “Otra vez tú”. Uno de esos libros en el que te metes de lleno desde el primer momento y en el que acabas conquistada por cada uno de sus personajes y cada uno de sus instantes.



Si quieres saber más de este libro pincha aquí